“The Wall”, Gracia

Category
Viviendas
About This Project

THE WALL. Gracia, Barcelona. Dualidad y contemporaneidad.

(Reforma integral. Proyecto y dirección de obra)


Desde el distrito de Gracia, Barcelona, llegó a nosotros este proyecto de reforma interior.
Nuestros clientes: una pareja joven que acababa de comprar su primera vivienda, tenían bastante claro que la distribución del piso les valía en un 70%. La zona social –hall de entrada, aseo de cortesía, cocina y salón comedor – era la que necesitaba un ajuste en su distribución para adaptarla a las necesidades y estilo de vida de los nuevos propietarios.
El piso que recibimos tenía una cocina muy fragmentada: un espacio de perímetro poco limpio, situada en el centro geográfico de la casa, con pequeñas ventanas hacia un patio mancomunado.
Los nuevos propietarios querían que la cocina, junto con el salón comedor fuera el corazón de la casa: resistente, alegre, funcional y protagonista.
Aprovechando que el piso se encontraba en una cuarta planta, con poca sobrecarga por encima, realizamos una gran apertura en el muro de carga que separaba la cocina del salón-comedor para unificar la zona social, abrirla a la fachada principal, bañarla de luz y llenarla de vida.
Diseñamos un mueble de cocina, que se extiende más allá del espacio de trabajo para convertirse en un mueble de salón. El mueble gira, da la vuelta, mira al salón y resuelve el guardado de la vajilla, cubriendo el perfil UPN que reemplaza al antiguo muro portante. Los vacíos practicados en el mueble para resolver el desayunador y la pantalla de tv, se revisten de paneles lacados, del mismo color que el microcemento de las paredes de la cocina, y dan unidad y un toque de color al espacio.
El resto de las estancias se adaptaba bastante bien a las necesidades de la pareja: tan solo unos derribos parciales de antiguos tabiques y nuevos trozos de tabiques en la zona de acceso y primer cuarto de baño, para conseguir un armario en el recibidor y un aseo de cortesía vinculado a la zona social e independizar las habitaciones privadas.
Durante el diálogo con los propietarios surgieron detalles que afinaron el ajuste de la casa con la funcionalidad que pretendían nuestros clientes: iluminación cenital para los espacios de transición, dormitorio principal y salón comedor; armarios estándares que con ajustes de altura de falsos techos se convirtieron en armarios de obra, falsos techos en pasillos para dejar prevista la preinstalación de clima, una pequeña habitación convertida en un generoso cuarto de colada y plancha vinculado a un pequeño patio mancomunado.
Un capítulo aparte merece el estudio de cuarto de baño y aseo de cortesía, ambos en dos tonos de microcemento gris, con aparatos sanitarios y muebles colgados que dejan limpia la superficie continua del suelo.
Se recuperaron antiguos radiadores arenados y pintados a soplete, y el suelo de madera natural que darán un toque vintage al piso….
De este modo afrontamos la intervención de este piso.
Con la llegada del verano, empezará la auténtica vida de la vivienda, moldeándose al compás de las necesidades de los nuevos dueños.