Fincas 2, Argentina

Category
Viviendas
About This Project

FINCAS 2. Buenos Aires, Argentina. Transversalidad y naturaleza.

(Nueva construcción. Proyecto y dirección de obra)


A principios de 2015, nos llegó desde Buenos Aires este proyecto de vivienda unifamiliar ubicada en el barrio cerrado “Fincas 2”.
Nuestros clientes, una pareja de edad, ya consolidados como clientes del estudio, acababan de comprar un solar en un barrio cerrado del conurbano bonaerense para fijar su residencia habitual, en un barrio que les situara cerca de sus nietos, y que les otorgara la seguridad suficiente como para ausentarse por períodos de más de 2 meses, sin tener que dejar caseros en la casa.
El solar -con 20 metros de anchura y 48 metros de profundidad- recibe sol de mañana por uno de sus lados (derecho) y a partir de aquí y teniendo en consideración la normativa urbanística del barrio se estableció la huella principal de la casa: dos paralelepípedos desfasados, y separados entre sí por un patio de 3 metros de anchura que resuelven de forma independiente zona de día y zona de noche.
El paralelepípedo mayor –zona de día- con una longitud de 20 metros y una anchura de 5,50 metros, contiene un gran espacio principal, donde se configura de forma libre, salón, comedor y cocina. Por expreso deseo de los clientes, configuramos este gran espacio con las menores particiones posibles y lo dotamos de una altura considerable para darle riqueza espacial.
El bloque menor de 13 x 5,50 metros, contiene la zona de noche: dormitorio principal en suite –con vestidor y baño privado- y un estudio-taller.
Ambos elementos, ligados por un vestíbulo articulador, se disponen en el solar, como pies que caminan acompasados. Así el rectángulo mayor avanza, metiéndose de lleno en el solar, mientras que el más pequeño, queda retrasado (pegado al frente) generando una expansión abierta –galería jardín- de gran anchura -12 metros- que se aprovecha de la mejor orientación y está en relación directa con la zona de día.
La zona de día se divide en cuatro fragmentos: el recibido, el salón, el comedor y la cocina. Para diferenciar estos espacios se crean tres filtros, el primero un mueble doble: armario de visitas y contenedor de la TV, el segundo un mueble filtro que hace las veces de librería, el tercero la isla de la cocina, que coincidiendo con la proyección del entresuelo, convierte al último fragmento de esta zona (la cocina) en un espacio de menor altura y por tanto más contenido.

Una mención especial merece el patio interior acristalado, que nos recibe cuando llegamos y nos introduce la naturaleza dentro de la casa, añadiendo luz natural y un toque adicional de frescor a todos los ambientes.