Balmes – in progress

Category
Viviendas
About This Project

BALMES. Barcelona. Tradición y modernidad.

(Reforma integral. Proyecto y dirección de obra)


Nuestros clientes de Balmes 26, contactaron con nosotros cuando aún no habían firmado las arras del piso. Tan solo habían entregado la señal de un piso de 250 m2, ubicado en una finca regia y en una privilegiadísima posición, no solo por su emplazamiento urbano, sino también por situarse en una quinta planta real del centro neurálgico de la ciudad condal.

Los futuros propietarios decidieron contactar con nosotros antes de la firma de las arras, ya que querían asegurarse que podrían llevar a cabo la reforma que tenían en mente, y que ésta sería aprobada por los vecinos de la finca y por el Departamento de Patrimonio del Eixample.

Antes de firmar las arras, ajustamos la distribución funcional que nos presentaron nuestros clientes, ya que si bien tenían muy claro el programa funcional, la propuesta que les había hecho la agencia inmobiliaria tenía algunos problemas: los niños debían salir al recibidor para ir al baño, y el pasillo que vinculaba el hall de acceso con la zona de día, atravesaba una chimenea en columna, que no podíamos garantizar que se pudiera demoler, hasta tanto no hiciéramos catas (algo impensable de llevar a cabo con solo una señal).

La distribución funcional que le propusimos, en líneas generales, y salvo pequeños ajustes de proyecto de ejecución, es la que se puede ver en planos de estado reformado:

  • la zona de día volcada hacia el pulmón de manzana, en directa relación con la cocina y el espacio abierto del corazón de manzana a través de la recuperación de la galería ganada al salón y por tanto llena de la luz de la mañana, y la apacible calma del interior.
  • en el otro extremo, abriéndose hacia la calle Balmes, el dormitorio principal, configurado en suite con un generoso vestidor, zona de lectura, zona de aguas (ducha, bañera y lavabos) y aseo.
  • en el centro, el hall distribuidor, alargado, avanza hacia la zona de día y va dando acceso al aseo de cortesía y a los tres dormitorios en suite: dos para los niños y uno para invitados (imprescindible en la estructura de casa de una pareja de extranjeros).

Por fortuna, los deseos de los propietarios coincidían con la normativa de Patrimonio del Eixample, ya que rescatábamos el carácter original del piso, recuperando la galería abierta, y las proporciones y materialidad de las carpinterías exteriores, cuyos huecos habían sido alterados a lo largo de los años, a través de distintas reformas.

La distribución deseada, requería pequeñas intervenciones en muros de carga, para lo que era necesario calcular 5 apeos estructurales, que nos permitieran abrir muros para conseguir una espacialidad más fluida.

Hubiéramos pretendido que los dos espacios principales: salón comedor y dormitorio principal, recuperaran la volta catalana original, pero la remonta de los años 60’ había arrasado con estos elementos y solo podíamos permitirnos subir la altura de techo, aprovechando que los conductos de clima, se terminan a la entrada de estos espacios.

En cuanto al resto de su materialidad, el proyecto recupera la envolvente original de la vivienda. Los materiales utilizados son de naturaleza noble (madera, baldosa hidráulica) y tonalidades neutras, a excepción del pavimento hidráulico de la cocina y el aseo de cortesía que dan un toque de color a la casa.

Especial énfasis se puso en el aislamiento de las ventanas balconeras que miran hacia la calle. Aunque hubieran podido conservarse las ventanas originales, el riesgo de escuchar el zumbido de Balmes, nos decidió a elegir unas carpinterías de madera nuevas de doble contacto y doble cámara de aire en los cristales. Con esta intervención, atenta a la recuperación de materiales de la envolvente y elección de acabados contemporáneos y cálidos, se pretende devolver a la vivienda un espíritu más honesto con el sistema constructivo del edificio y más acorde con el confort y estilo de vida actuales.